La Felguera

Patrimonio industrial

Antes de la industria

Orígenes

 

Los primeros escritos en los que tenemos constancia de La Felguera se remontan al año 857, en los cuales el rey  Ordoño I dona a la Catedaral de Oviedo las Iglesias de Santa Eulalia, San Cosme y San Damián, en territorio de Langreo. No aparece el nombre de La Felguera  ya que lo que hoy es esta localidad se denominaba Turiellos y su parroquia era la de Santa Eulalia. El nombre de La Felguera (cuya primera referencia escrita es de 1285) se reservaba solamente para una zona concreta, cerca del actual barrio de Vega. Sabemos muy poco acerca de la ocupación prehistórica del Valle de Langreo, con datos escasos y aún poco estudiados.

 

Época romana e inicios del medievo

 

La presencia romana quedó reflejada por la antigua existencia de un puente romano de 6 vanos y vistosos arcos que se construyó en El Puente (lo que daría nombre a dicho barrio). La construcción dataría del siglo II d.C. y según algunos cronistas era el mayor de Asturias con sus 100 metros de longitud. Tras la desviación del curso del río Nalón, el puente quedó inutilizado y por desgracia se derribó. Al parecer los romanos construyeron varias torres de defensa a lo largo del Valle del Nalón, entre ellas constaba una en La Felguera. 

 

La Reconquista y la leyenda de Munuza

 

Algunas hipótesis aseguran que fue en la parroquia de Santa Eulalia de Turiellos (actualmente San Pedro de La Felguera) donde fue aniquilado el ejército sarraceno del Gobernador Munuza (gobernador moro de Gijón) tras la batalla de Covadonga, origen de La Reconquista. A su vez se habría dado muerte a Munuza y según algunas versiones, sería el origen de la advocación de Santa Eulalia, a la cual se encomendaron esos ástures que le derrotaron (Eulalia ya figura como denominación de esta zona en el siglo IX). Según las Crónicas Asturianas Munuza murió en Olalies (Santa Eulalia); el problema es que hay varias zonas así denominadas entre Gijón y la Cordillera Cantábrica. Por ello siempre se barajan dos o tres lugares como posible ubicación del encuentro bélico. Desde el siglo XVII varios testimonios, entre ellos los de Eduadro Saavedra, Alfonso de Carvallo, el padre Mariana, P. Flórez (España Sagrada), Ambrosio de Morales (Crónica General de España) o Manuel Risco, argumentan la ubicación felguerina. Otro tema similar es el posible paso por La Felguera de expediciones musulmanas con fines bélicos, dirigidas por Muza y Alkama hasta Lucus Asturum, ya que penetraron por el Puerto de Tarna siguiendo el curso del Nalón y requisando lo que encontraron a su paso. En La Felguera se encuentra una cueva llamada de "Los Moros" aunque quizás es una denominación de la Guerra Civil.

 

El Camino de Santiago y otras vías

 

Hace siglos por el valle cruzaban varios caminos, entre ellos la vía romana que venía de Mieres procedente de León para acabar en Gijón, y que pasaba por el puente romano de La Felguera. También pasaba por éste el Camino Francés de Langreo (del cual se desconoce su antigüedad, pero existen referencias desde el S. XIII), que comenzaba en Oviedo y acababa en Sama de Langreo. A esto se suma el Camino de Santiago, en su variante por el Valle del Nalón, que procedía de Castilla por el Puerto de Tarna para llegar a San Salvador de Oviedo y que tuvo cierta importancia durante la alta Edad Media. Esta vía hoy se encuentra descatalogada del Camino de Santiago debido a su posterior abandono, pero existió. Tantas vías originaron un "cruce de caminos", que tenían su confluencia en la actual estatua de Pedro Duro. En estos cruces era común construir un edificio religioso, por miedo al mal fario, y así se construyó la ermita de Santa Eulalia, donde está el actual templo de San Pedro. Por esta ermita pues pasaba el citado Camino Francés, uno de los denominados Camino Reales de Asturias, y el Camino de Santiago. La importancia que llegó a tener "La Ponte de Oturiellos", es decir el puente romano ya en época Medieval, se observa en 1645, cuando la Junta General asegura que es necesario su reparación ya que daba servicio a los "caminos más pasajeros" y "vía de entrada al Principado".

 

Carta Puebla y las asambleas en El Puente

 

Por otra parte, los primeros datos administrativos y judiciales quedan reflejados en el Libro de Privilegios de la Catedral de Oviedo de 1338, en el que se dice que en el Puente de Langreo (actualmente el barrio felguerino de El Puente) se reunían los vecinos formando asambleas donde discutían sus problemas, se nombraban alcaldes y jueces por parte del Obispo y en otras ocasiones eran elegidos estos democráticamente por el pueblo. Este año se otorga a Langreo el Fuero de Benavente en la Carta Puebla, donde se refleja la realidad de la zona de dicho barrio.

 

La fértil vega del Nalón

 

En época medieval, las vegas donde hoy se levanta La Felguera eran extensas tierras dedicadas a la ganadería y agricultura. De las más fértiles era la zona de ''Hera Pumar'', hoy barrio de La Pomar. Estas tierras estaban habitadas por unas pocas familias que controlaban la producción, algunas de ellas acomodadas. Entre estas familias estaban, por ejemplo, los Álvarez de La Puente, los García Ciaño, los García Ladredo, los Argüelles, los Hevia de Toriellos, los Cabo de Ladredo, los Terenti, los Montes, los Vega, los Pando o los Antuña, algunos de los apellidos más extendidos a día de hoy en la zona. Pedro García de Ladredo fue el fundador en el siglo XVI de la Casa de La Felguera, una casona solariega que se cree localizada en ruinas. De esta derivaron también la Casa de Vega y la del Nalón. Estas familias vivían en casonas, quintanas e incluso construían sus propias torres de prestigio. 

 

La primitiva parroquia, y Pío IX

 

El antiguo templo parroquial levantado antes del del S.XIX data de 1604, y se situaba en el lugar de la actual iglesia de San Pedro. Esta parroquia poseía el mayor manso de las parroquias asturianas, es decir, las tierras adyacentes a la iglesia y propiedad de la misma medían 80 días de bueyes (100.000 m. cuadrados). En el año 1782 existían ya un gran número de templos en el territorio que entonces comprendía la actual Felguera. Dicha devoción popular fue llevada por el Obispado hasta el Vaticano donde el Papa Pío IX otorga en 1874 a la Iglesia de Santa Eulalia de Turiellos una gracia especial (Indulgencia), carta que terminaba con este texto: "Esta gracia son permanentemente valederas para el presente y tiempos futuros, y sin que pueda oponerse nada en contrario".

 

Invasión Francesa 

 

A principios del s. XIX, durante la Guerra de la Independencia, Langreo sufre algunos episodios violentos de escasa importancia, aunque la Iglesia del Puente fue quemada en la invasión y el Santuario del Carbayu sufrió el robo de varios de sus "tesoros". Durante una de las guerras Carlistas éstos quemaron el ayuntamiento y por consiguiente el archivo histórico, y con ello se perdió la práctica totalidad de la información sobre Langreo en tiemposp pretéritos.

 

Comienzo de la industrialización 

 

La extracción minera en Langreo comenzó a mediados del S.XVIII. En 1771 Arizmendi y Zaldua ya informan sobre el carbón de La Felguera, y más tarde, en 1789, lo hará Jovellanos en el valle que une Tuilla y La Felguera, el del Candín. En el año 1800 la producción carbonífera de todo el concejo de Langreo y Siero superaba las 4,100 toneladas. La actividad minera de Langreo era una gran fuente económica, siendo la principal hasta la llegada de la siderurgia, aunque su extracción era muy rudimentaria. El carbón era trasladado por medio de chalanas que navegaban por el rió Nalón. En ocasiones la ascensión de la chalana debía de hacerse a mano lo que ocasionaba grandes pérdidas en las Reales Minas de Langreo. Antes de la canalización del Nalón, en el siglo XIX, existía en La Felguera un embarcadero llamado La Barquera donde se cargaba el carbón (hoy es una plaza con el mismo nombre), aunque se optó por continuar con el transporte mediante animales. Debido a diversos factores como la Guerra de la Independencia, la actividad minera quedó estancada. Con la Real Orden de 1829 llega el máximo desarrollo de la actividad carbonífera en Asturias. Se funda Carbones de Langreo y Siero en 1836. En 1842 se termina la carretera "La Carbonera"(cuyo primer impulsor fue Jovellanos) que comunica La Felguera con Gijón para el trasporte del carbón. Esta carretera es la actual Avenida de Gijón.

 

En el año 1853 tiene lugar la Inauguración del Ferrocarril de Langreo, tercer ferrocarril de la península, que comunicaba el concejo con Gijón. Fue el auténtico despegue de la producción y del desarrollo económico. Todos estos factores dieron lugar a la llegada a La Felguera de una gran  industria a mediados del S.XIX con lo que la villa se convirtió en una referencia industrial en España.

 

El nombre de Santa Eulalia de Turiellos será sustituido más tarde por San Pedro de La Felguera. Dicho cambio lo explicamos a continuación, con la llegada de Pedro Duro en 1857.

 

 

En la imágen superior, una de las antiguas capillas que ha sobrevivido, la de San Justo. En la siguiente la calle Pedro Duro sobre 1920.

Con la llegada de la industria

Primeras industrias y llegada de Pedro Duro

 

Aunque la "revolución industrial" del valle comenzó a mediados del siglo XIX, en 1792 se inauguró en Langreo el primer horno de coque de España, que duró poco tiempo pues sufrió una explosión. En el Siglo XIX la actual parroquia de San Pedro de La Felguera se conocía como parroquia de Santa Eulalia de Turiellos. En 1856 se instala aquí la metalúrgica Fábrica Gil y Cía, en el actual Barrio Urquijo. En 1857 Duro y Cía y en 1894 la Compañía de Asturias. La constitución en 1858 de la sociedad Duro y Compañía, impulsada por Pedro Duro Benito (en la foto, La Rioja 1810 - Felguera 1886) con la ayuda del Marqués de Camposgrado o el ex-ministro de hacienda Pindal, marca el inicio de la trayectoria empresarial de lo que hoy es Duro Felguera, S.A. El objetivo de dicha empresa era, en palabras de Pedro Duro, establecer en el sitio llamado La Felguera, una fábrica de hierro de altos hornos, para la elaboración de hierro. Tras buscar durante un tiempo la ubicación idónea para su arriesgado proyecto, en una España totalmente desindustrializada y rural, recaló en La Felguera por su estratégica ubicación. Pedro llevó a cabo una importantísima labor social.

 

La Fábrica y orígen de La Felguera como tal

 

A finales del S. XIX la factoría de La Felguera ya era la Siderurgia más importante de España, hegemonía que más tarde compartió con los Altos Hornos de Vizcaya hasta la década de 1980 cuando tuvo lugar su triste demolición. Así en 1900 la fábrica pasa a llamarse Sociedad Metalúrgica Duro-Felguera S.A, y en 1902 empieza a cotizar en Bolsa (ejercicio que por supuesto continúa hoy en día). La Felguera sufrió una gran expansión industrial y a la fábrica fueron a trabajar miles de personas desde distintos puntos de España. El paisaje de La Felguera era de chimeneas, altos hornos, talleres y, guiándonos por los anecdóticos testimonios de la época, "nada tenía que envidiar a cualquier capital de provincia española". El progreso económico, junto con el de buena parte del centro de Asturias, se hizo visible en la mejora de infraestructuras, colegios, teatros, cines, y el aumento demográfico, en el paso de una sociedad rural a una sociedad cada ves más proletarizada, dependiente de los horarios de las fábricas y del medio urbano, aunque en otras ocasiones, en condiciones poco favorables, propias de los lugares industriales. Langreo llegó a tocar los 70,000 habitantes en 1965, mientras hoy no llega a los 45,000. En agradecimiento a la familia Duro, los obreros de la fábrica levantaron en 1895 una estatua a Don Pedro Duro que hoy se conserva en el Parque Dolores Fernández Duro, nieta de Pedro. El primer teatro de La Felguera, llevó por nombre teatro Pilar Duro, hija. La Felguera dedicó varias calles a esta familia: Pepita Fernández Duro, Jesús F. Duro o Julián Duro (actualmente los descendientes de Pedro Duro tienen por título Marqueses de La Felguera, concedido por Alfonso XIII).

 

Crecimiento industrial

 

No sólo Duro emprendió la industria en La Felguera; por ejemplo, en 1894 comienzan a funcionar los talleres de la Compañía de Asturias, llevados a cabo por el italiano Conde Sizzo-Norris y Wencesalo González. Esta sociedad fue absorbida por Duro en 1902. Refracta, Tornillería del Nalón, Subesa, Fundiciones Felguerinas, Fontasa, Nitrastur, fueron otras de las grandes fábricas que llenaron la vega felguerina del Nalón a lo largo de 150 años, con industrias metalúrgicas, carboneras, químicas, energéticas, alimentarias, etc. El progreso de Duro felguera contribuyó a la profundización de numerosos pozos verticales en la Cuenca del Nalón, miles de empleos directos. Sin dudas, Pedro Duro motivó la expansión industrial de una Asturias que se convirtió en referencia e hito a nivel nacional, por su progreso económico pero también por la sociedad e ideas que éste forjó.

 

La mina

 

En cuanto a la minería, emblemática actividad económica de Langreo y del resto de las Cuencas Mineras asturianas, fue en la zona del Valle del Candín, entre La Felguera y Tuilla, donde Jovellanos realizó las primeras prospecciones hulleras en el XVIII, aunque no había sido el primero. Numerosas bocaminas de esos montes acabaron por fusionarse en el Pozo Candín o Santa Eulalia y en el Pozo Lláscares, profundizados de por Carbones de Langreo y Siero en los años 30 del pasado siglo. Con el cierre del Pozo Lláscares en 2013, se cerró un periodo de más de 200 años de extracción de hulla en la parroquia felguerina.

 

El pueblo pasa a llamarse oficialmente La Felguera

 

La Fabrica de Duro adoptó el nombre de Fábrica de La Felguera. Ésto fue debido a su emplazamiento en un lugar con abundancia de helechos que así se llamaba. "La Helguera" (en asturiano "La Felguera) significa lugar donde abundan los helechos. Cuando los ancestrales núcleos más importantes de la parroquia comenzaron a crecer (El Puente, Vega y La Pomar) se fusionaron irremediablemente. A los habitantes de la villa les resultaba más llamativo el nombre de La Felguera, que ya había adquirido resonancia debido al nombre de la fábrica de Pedro Duro desde que éste se instaló (localizaba sus cartas con el nombre de La Felguera). Los vecinos comenzaron a denominar así a la villa, como a la Fábrica, y quedó Turiellos como nombre definitivamente histórico cuando se oficializó la nueva denominación en 1902. Se puede decir por tanto que la villa nació por la agrupación de diversas poblaciones antiquísimas de carácter rural, dependientes del cultivo de la vega más grande del Valle del Nalón, siendo desde siempre la más importante la de la Pumar (actual barrio de la Pomar) y la del Puente. Esta unión se debió a la instalación de la siderurgia de Duro, que comenzó a trazar las primitivas calles de la población sustituyendo a los antiguos caminos (la Carretera de Oviedo y la calle de la Iglesia).

 

Cambios urbanos y consolidación de una "ciudad industrial"

 

En 1882 se construyó una nueva iglesia, acorde con el crecimiento de la población, que sustituía a la ya anticuada ermita de Santa Eulalia. De torres románicas, fue remodelada más tarde para sustituirlas por torres de aguja. Durante Octubre del 34 fue quemada, para ser definitivamente "volada" durante la Guerra Civil española. Tras 15 años y con la ayuda económica de la Duro Felguera, se reconstruyó el templo en magníficas dimensiones y con una decoración excepcional del maestro Magín Berenguer. No sólo una iglesia mayor; también se construyeron desde el inicio de la Fábrica viviendas obreras y de ingenieros, mercado y economatos, parque, hospitalillo, teatros, cines, bibliotecas, colegios de educación elemental, de artes y oficios y de maestría, depósitos de agua, estaciones de ferrocarril, comercios... En 1887 una gran porción de La Felguera forma la actual parroquia de Tuilla. En 1895 se instala en La Felguera luz eléctrica gracias a la Compañía de Asturias y en 1890 se funda la Banda de Música. Antes de esto, La Felguera ya contaba con dos líneas de ferrocarril (FC de Langreo y FC del Norte).  La Historia de la Fábrica y del patrimonio Industrial se detalla en el apartado de Patrimonio.

 

En 1908 se decidieron celebrar las primeras fiestas patronales  para toda la villa. San Pedro parecía el Santo más apropiado, haciendo así honor a la onomástica de Pedro Duro. Fue un directivo de la Fábrica, Juan Perotti, quien lo decidió en 1907 cuando observó por los ventanales de la Fábrica la estatua de Pedro Duro mientras pensaba qué santo sería el más apropiado a festejar. Se fundó así la Scd. de Festejos de San Pedro, una de las instituciones culturales más antiguas de Asturias.

 

Años después de reconstruir el nuevo templo se creyó que lo más conveniente era dedicarlo al Apóstol por el que se celebraban las fiestas y que gozaba ya de mucha devoción; de esta manera la Parroquia de Santa Eulalia de La Felguera pasó a denominarse San Pedro de La Feguera.

 

Inicios del movimiento obrero

 

En una fecha tan temprana como 1912 se lleva a cabo una gran huelga de seis meses en la Duro Felguera. Entonces nuestra población era uno de los puntos de España a donde llegaba más prensa confederal y anarquista. La afiliación a la CNT fue enorme, siendo la localidad, junto con Gijón, una isla de anarcosindicalismo en Asturias. En 1915 tuvo lugar "La Revuelta del Pan" de Langreo, destruyéndose en La Felguera una de las panaderías más concurridas cuyos restos pueden observarse hoy. El período de la II República fue muy agitado, registrándose la voladura del tendido eléctrico en 1932o la Revolución de Enero de 1933, cuando tuvieron lugar los "asesinatos de Casas Viejas", cuando tuvo lugar una huelga de tres semanas con repercursión mediática en toda España. En La Felguera, el 1 de Enero estallan varias bombas de gran potencia, al igual que en Gijón y Sevilla. El día 5 del mismo mes vuelven a estallar varios artefactos.

 

En La Revolución de Octubre de 1934 La Felguera se convirtió en uno de sus núcleos. Manuel Villar asegura: Puede considerarse a esta población como el centro vital de irradiación del comunismo libertario a través de la rebelión de octubre. Hasta entonces, La Felguera es el punto más importante de la lucha social en Asturias, a causa de su espíritu solidario y combativo, que ha jalonado más de un cuarto de siglo de historia del proletariado con sus luchas continuas y formidables.  El comité anarquista de La Felguera protegió durante estos hechos a ingenieros y Hermanos Lasalianos frente a otros comités revolucionarios del exterior. Las Cuencas Mineras sufrieron una brutal represión tras la Revolución de Octubre. Por tanto la tradición histórica desde principios del siglo XX configuró a esta zona como un lugar de difusión de ideas anarquistas, junto con el socialismo y sindicalismo secundariamente, propias de los lugares industriales. El periodo autárquico, como el de las dos Guerras Mundiales, fue muy positivo para la industria hullera y la siderurgia langreana. Tras los años más duros del Franquismo, los conflictos y las huelgas volvieron a comenzar en los años 60, entre ellas la gran Huelga minera de 1962. El número de asociaciones culturales y celebraciones era tan inmenso que la UNESCO nombró a Langreo el kilómetro más culto de Europa, en 1961.

 

Fin de la Fábrica y de un modo de vida

 

En la década de 1960 se deja ver el comienzo de la "crisis". La liberación del mercado, y la nacionalización de las empresas hizo que el patrimonio siderúrgico de Duro Felguera se incorporara a  la formación Uninsa y más tarde a Ensidesa (hoy Arcelor Mittal), lo que implicará el desplazamiento de la actividad productiva y de la población langreana hacia la costa, hasta el triste y defnitivo derribo de la Fábrica en 1984, después de agónicos años de incertidumbre y manifestaciones, cuando las chimeneas fueron borradas del cielo de la localidad. Durante 130 años se habían fabricado en La Felguera millones de toneladas de acero.

 

El presente

 

La Felguera en la actualidad cuenta con 20,800 habitantes y es el mayor núcleo del Valle del Nalón, y el quinto de Asturias tras Gijón, Oviedo, Avilés y, a poca distancia, Mieres. El proceso de declive industrial de Las Cuencas que comenzó en la década de 1960 con el derribo de  fábricas y el cierre de pozos mineros, fue dulcificado en esta localidad gracias al carácter tradicional de sus habitantes, a los que se negaron a marchar, a la tradición, a las entidades culturales, a la hostelería, etc. Es una población que creció en el entorno urbano, sobre todo en los últimos años, y ha sido testigo a la expansión de proyectos industriales y nuevas empresas, que todo hay que decirlo, llegan con varios años de retraso y que no siempre se han hecho bien. Entre ellos la ciudad tecnológica de Valnalón (derecha) todo un ejemplo de gestión empresarial, la recuperación del patrimonio industrial y los nuevos polígonos industriales, que se unen a los ya existentes en el resto de Langreo. Lamentablemente, esta visión positiva, un tanto truncada desde la crsis de 2008, no se reflejó en el resto de las Cuencas Mineras y, tenemos que decir, se puede hacer más y mejor. La villa cuenta en la actualidad con un ambiente característico de una ciudad pequeña y resiste a la caída demográfica; 3 conjuntos deportivos, teatro, casa de cultura y biblioteca, dos museos, comercios, fiestas, servicios de transporte y educativos, hostelería, hoteles... El trabajo de los felguerinos se palpa día a día en sus calles e intenta hacer justicia a los hombres y mujeres que levantaron con sus manos este pueblo industrial. 

 

 

Este documento sobre la Historia de La Felguera es un trabajo de investigación propio. Queda PROHIBIDA su reproducción total o parcial sin permiso del autor

Qué industrias hubo en La Felguera

Sería muy difícil realizar un inventario de todas las instalaciones y talleres que hubo en La Felguera desde la explotación de hulla en el XVIII y la llegada de la industria del hierro en 1856. Pero aquí podemos resumir, al menos, algunas de las más importantes e históricas.

  • Fábrica de La Felguera (actual grupo Duro Felguera) funadada en 1857
  • Fábrica Vega de Gil y Compañía, fundada en 1856
  • La Compañía de Asturias (Talleres del Conde), fundados en 1894
  • Fábrica de ladrillos refractarios Refracta ("La Tejerona") 1896
  • Tornillería del Nalón, fundada en 1893
  • Tornilleria Asturiana, fundada en 1898
  • Cooperativa Eléctrica de Langreo, fundada en 1923
  • Sociedad Ibérica del Ntrógeno ("Factoría de Nitrastur"), fundada en 1925
  • Uninsa/Ensidesa
  • Subesa
  • Fundiciones Felguerinas
  • Fábrica de cerveza y gaseosa La Estrella Azul (s. XIX)
  • Perfisa
  • Fontasa
  • Metalsa
  • Nortek
  • Española de Oxígeno
  • La Felguera Industrial
  • Commin
  • Cufesa
  • Industria y Laviada
  • Cerámica de La Felguera
  • Felguera Melt
    Felguera Industrial SL
  • Compañía Asturiana de Tubos
  • La Tahona de Granda
  • Fábrica Viuda e Hijos de Cabeza
  • Fadesa
  • Talleres Cabrales
  • Talleres del Sutu
  • Talleres Vicesán
  • Talleres Calbán
  • Hijos de Tiburcio Ezama
  • Hermanos Antuña
  • Scd. Felguerina de Montajes
  • Montajes Metálicos Nervión
  • Talleres de fundición Julio Fernández
  • Talleres de Bernardino Sánchez Riesgo
  • Taller Jesús Alvarez
  • Gascón y Cía.
  • Hijos de Julio Fernández
  • Vulcano 
  • Candenedo
  • Trefilería Felguerina
  • Hijos de Álvarez Prieto
  • Antonio García
  • Central Térmica Iberdrola  (1940')
  • Carbones Langreo
  • Minas de Langreo y Siero
  • Pozo Candín
  • Pozo Lláscares (1933)
  • Minas de Lláscaras (1842)
  • Mina de El Molinucu
  • Mina Rufina del Campanal (1842)
  • Mina de Respineo
  • Mina de Regadorio
  • Pequeñas explotaciones mineras: Las Llanas, Braves, Braña del Río, Peña Orán, Pozona, Pajomal, Dos Amigos, Alejandra, Romualda, Isabel, Manuela, La Desagradecida, Abandono, Disputada, Paz, Concordia, Nueva de Arriba, Nueva de Abajo, Formiguera, Perales, Presa
  • Proquisa (1942, Lada)
  • Bayer HealthCare La Felguera  (1969, Lada)
  • Fábrica de Cerámica (Lada)
  • Menasa (Lada)
  • Felguera Construcciones Mecánicas (Barros)
  • Pozo Barros (Barros)

 

Imágenes: derribo de un alto horno de La Felguera en los años ochenta. Debajo, MUSI y polígono industrial, emprsarial y tecnológico de Valnalón.